[vc_row css=».vc_custom_1446481829667{margin-top: 25px !important;margin-bottom: 25px !important;}» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»full_width» in_content_menu=»» icon_pack=»font_awesome» content_menu_fe_icon=»arrow_back» text_align=»left» pattern_background=»» el_class=»titulo-cirugia»][vc_column][vc_column_text]

Mentoplastia (Cirugía de Mentón)

[/vc_column_text][vc_column_text css=».vc_custom_1448992997171{margin-top: 25px !important;margin-bottom: 25px !important;}»]

La intervención de Mentoplastia se realiza para aumentar el tamaño y mejorar el contorno de una barbilla pequeña. El paciente tiene generalmente una oclusión dental normal que no será afectada por esta intervención.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=».vc_custom_1446481582969{margin-top: 25px !important;margin-bottom: 25px !important;}» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»full_width» in_content_menu=»» icon_pack=»font_awesome» content_menu_fe_icon=»arrow_back» text_align=»left» pattern_background=»»][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Al mismo tiempo esta cirugía puede crear una mejor relación entre el mentón y la nariz para un perfil más armónico. La extensión del procedimiento o el grado de corrección depende de las necesidades de cada paciente.

La intervención, cuando se realiza sola, se hace habitualmente con anestesia local acompañada de una sedación. Sin embargo, puede realizarse asimismo mediante anestesia general. Este es el procedimiento de elección cuando, como se hace frecuentemente, se añade a la intervención de rinoplastia para mejorar el perfil.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»606″ border_color=»grey» img_link_large=»» img_link_target=»_self» img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Hay diferentes posibilidades para realizar esta intervención de mentón. En aquellos casos más marcados puede desplazarse el hueso de la barbilla hacia adelante. La incisión se realiza en el interior de la boca, por lo que no deja marcas visibles. Cuando se requiere un grado menor de corrección, se puede utilizar un material plástico de aumento, una prótesis de silicona, que se introduce a través de una incisión en la boca o externamente a través de una incisión por debajo del mentón. Una vez practicada la incisión se labra un bolsillo del tamaño adecuado para introducir la prótesis bajo los músculos del mentón. Tras cerrar la incisión se coloca una ligera compresión que se mantiene durante unos días. El paciente es dado de alta hospitalaria el mismo día o al día siguiente, pudiendo reanudar sus actividades en unos días.

Puede haber algunas molestias generalmente relacionadas con la inflamación inicial, si bien estas son fácilmente controlables con una medicación adecuada.

En los últimos años venimos realizando correcciones o defectos faciales, incluido el mentón, mediante infiltraciones de grasa autologa (lipofilling) lo que produce un resultado muy natural con la ventaja de poderse individualizar en cada caso particular.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css=».vc_custom_1446483025003{margin-top: 35px !important;margin-bottom: 50px !important;}» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»full_width» in_content_menu=»» icon_pack=»font_awesome» content_menu_fe_icon=»arrow_back» text_align=»left» pattern_background=»»][vc_column width=»1/1″][vc_tabs style=»horizontal_left»][vc_tab title=»Datos Técnicos» tab_id=»c707cde4-fda1-8″][vc_column_text]

Duración:

Una a dos horas.

Anestesia:

Local con sedación o general

Ingreso:

Ambulatorio u hospitalario.

Síntomas:

Inflamación.

Recuperación:

Incorporación laboral: Una semana[/vc_column_text][/vc_tab][/vc_tabs][/vc_column][/vc_row]