Deshidratación Facial

Existe una pérdida de agua ya sea por sudoración o por evaporación a través de la epidermis.

Factores como la exposición al sol, poca ingesta de líquidos, contaminación ambiental, etc, pueden acentuar esta Deshidratación Facial, resultando una piel menos tersa y turgente, menos elástica y con aparición de arrugas.

Tras un cuidadoso estudio del tipo y características de la piel de cada paciente, se programa el tratamiento más adecuado para prevenir el Envejecimiento Cutáneo, revitalizar, hidratar, mejorar los trastornos de pigmentación, etc.

Habitualmente aplicamos una asociación de tratamientos tales como:

Mesoterapia facial con vitaminas.
Rehidratación con Ácido Hialurónico.
Peeling.
Radiofrecuencia.