Toxina Botulínica

Es una toxina elaborada por la bacteria Clostridium Botulinum.

El efecto farmacológico de la toxina botulínica tiene lugar a nivel de la unión neuromuscular. Al liberarse una sustancia llamada acetilcolina por la terminación nerviosa y unirse al receptor muscular, se produce la contracción muscular normal.

La toxina botulínica actúa a nivel local, produciendo un bloqueo en la liberación de dicha sustancia, lo que va a producir una parálisis muscular temporal, selectiva de la zona tratada que dura aproximadamente 6 meses.

La primera aplicación clínica de la infiltración de toxina botulínica se realizó en 1977 como tratamiento corrector del estrabismo. Desde entonces su uso médico se ha extendido para el tratamiento de las distonías, blefaroespasmos, algias vertebrales, incontinencia urinaria y en el caso de la Medicina Estética, se utiliza para el tratamiento de las arrugas de expresión del tercio superior de la cara (frente, glabela, patas de gallo), así como para hiperhidrosis (sudoración excesiva en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies).

PROTOCOLO DE TRATAMIENTO

Previo al tratamiento es necesario un diagnóstico personalizado de la musculatura de la paciente, de su fuerza muscular y de las arrugas, tanto en reposo como dinámicas.

Posteriormente se deciden las zonas apropiadas a tratar como son arrugas horizontales de la frente, arrugas glabelares (entrecejo) y arrugas perioculares (patas de gallo). Con un lápiz se marca la musculatura a tratar y se infiltra la toxina con una aguja muy fina que hace que el tratamiento sea prácticamente indoloro.

Se darán unos consejos post-tratamiento para evitar posibles complicaciones y que la efectividad de la toxina sea correcta.

Sesiones:

Se realizará una única sesión y posteriormente se revisa a los 15 días por si es necesario realizar algún pequeño retoque. El efecto de la toxina aparecerá a los 4-5 días de la infiltración, con máximo efecto a partir de los 15 días.

Su efecto dura unos 4-6 meses, dependiendo de zonas y circunstancias personales.

Duración del tratamiento:

La duración del tratamiento es de unos 30 minutos.

Mantenimiento:

Recomendamos realizar este tratamiento cada seis meses.

Anestesia:

No requiere, aunque en caso de especial sensibilidad al dolor, se aplicará una crema anestésica local y frío para minimizar los efectos de las inyecciones.

Efectos secundarios:

Puede aparecer algún enrojecimiento o equimosis (moratón) que se resolverá en pocos días. Puede aparecer algún efecto indeseable como lagrimeo, alteración de la expresión, ptosis cejas, párpado…, que son pasajeros en cualquier caso y pueden responder en algunos al tratamiento oportuno.

Contraindicaciones:

Está contraindicado en mujeres embarazadas o lactantes, así como en personas con alguna infección en la piel localizada en dicha zona, personas con alteraciones de la coagulación y enfermedades neuromusculares.